Make your own free website on Tripod.com

Llay-Llay, Capital Mundial del Viento.

Leyendas y Mitos

Portada | Historia | Llay-Llay ramal a Los Andes | Yo soy JoBraCas | Llay-Llay tu escuela | Llay-Llay mi anécdota | Leyendas y Mitos | Deporte al Instante | Personas y Personajes I | Personas y Personajes II | Lo que el viento se llevo ¡El ferrocarril! | Familias del Viento | Graficas I | Graficas II | Graficas III | Graficas IV

DON PANCHO BOUTEILLE

Cuenta la leyenda que en Llay Llay vivía un hombre que tenía mucho dinero y las mejores tierras de la zona, su nombre es recordado entre los habitantes y sus historias contadas de generación en generación

El era un hombre callado y de buen vivir. Dicen que a él se le apareció el diablo y le ofreció un trato pero él no quiso, después de un tiempo lo pensó y decidió llamar al diablo anunciándole que aceptaba el pacto, el diablo le dijo que le entregaría dinero, y Don Pancho a cambio debía plantar 12 palmeras. Don Pancho al día siguiente de recibir el dinero comenzó  a plantar las palmeras una a una, lo hizo con cuidado y dedicación hasta completar la cantidad pedida por el Diablo. Cada día Don Pancho se levantaba y contaba las palmeras esto lo hizo durante nueve meses, según se lo solicitó el diablo, después de los nueve meses nuevamente  apareció el diablo y en esta oportunidad le dijo que si algún día le faltaba una palmera él se lo llevaría como su ayudante al infierno.

 

Mientras existiera las 12 palmeras él podría disfrutar de una  fortuna y sus tierras serían las mejores de la zona.


Pero una noche mientras don Pancho dormía se escucharon grandes ruidos en las cercanía de la casa, al salir Don Pancho vio que la palmera número 10 estaba ardiendo en llamas. Don Pancho corría por el patio  pidiendo ayuda, pero nada pudo hacer la palmera se consumió por el fuego, al día siguiente encontraron muerto al adinerado Don Pancho Bouteille.


La gente cuenta que cuando lo estaban enterrando, al subir el cerro el ataúd era muy pesado, pero antes de llegar al cementerio los caballos de la carreta que llevaban al difunto, comenzaron a galopar como si no llevarán nada en su carga. Dice que fue el diablo que sacó  a Don Pancho para que cumpliera su parte del pacto en el infierno .

 

(Jonathan Meneses 5º año)

 

LA PATA DEL DIABLO

La pata del diablo se encuentra a un costado de la panamericana norte, desde Llay Llay a Santiago. En tu próximo viaje no olvides mirarla.

Se cuenta  que una noche  de luna sin estrellas,  dos hombres llamados Pedro y Pablo, jugaban a las cartas, generalmente se juntaban a jugar en las quebradas o rocas que habían en ese lugar para apostar dinero. Un día estaban con poco dinero y con muchos deseos de jugar, cuando en eso aparece un  hombre totalmente vestido de negro. Ellos lo miraron con asombro y él les preguntó si podía jugar con ellos, Pedro y Pablo no se pudieron negar, el hombre de negro era el diablo y les ganó todo lo que tenían y quedaron completamente sin nada.


El diablo les dijo que les jugaba todo lo que  les había ganado en un solo juego, y que si ganaban no les faltaría nada y viviría sin ningún problema, pero si perdían, ellos tendrían que entregarle sus vidas. Ellos aceptaron la propuesta del hombre vestido de negro,  comenzó el juego, fue muy largo y emocionante, los dos amigos estaban muy nerviosos se miraban  tratando de comunicarse con la vista, sus manos transpiraban, pero nada pudieron hacer, el diablo ganó el juego y les dijo que dentro de treinta años los iba a venir a buscar.


Treinta años después vuelve Pablo al lugar a cumplir con el diablo, y el diablo se lo llevó. Al día siguiente le tocaba a Pedro, pero Pedro estaba asustado y  consultó a una bruja, ella  le dijo que llevara una Biblia con un Crucifico y que mientras conversara con el diablo le dijera  palabras de la Biblia. El diablo llegó  y Pedro sacó la Biblia y el crucifico frente al diablo y comenzó a repetir  las palabras  que había preparado, el diablo  se asustó y salió arrancando con pasos tan grandes y fuertes que dejó  marcado un pie  en una gran piedra desde ahí que se llama a ese lugar  “la pata del diablo”.

 

(Estefani Vera Muñoz 7 año básico) 

 

 

LA PIEDRA DE LA SANTA

 

 

Esta es la historia de una pequeña niña que quedó huérfana a muy temprana edad. Cuando su madre murió, su padre se volvió a casar, la crió su madrastra, con muchos maltratos y trabajo esforzado.


Con su corta edad, tenia que ir al cerro a buscar leña y también a cuidar las cabras, Un día la niña se perdió en el cerro, caminó y caminó y no pudo encontrar el camino de regreso, ella ya estaba tan cansada de sufrir que en su llanto le pidió a su madre muerta que se la llevara al cielo junto a ella, o la convirtiera en piedra. Este deseo se le cumplió y  la niña se convirtió en piedra, desde que ocurrió eso, la gente de la localidad acude a la Piedra Santa a llevar velas o a pedir algún favor.

 

(Claudia Díaz 6° año básico)

 

 

LA MAESTRA DE MUSICA

 

 

 

Cuenta la historia que hace muchos años desde cuando nuestros abuelos aun eran niños e iban al colegio, surgió una historia, que a través del tiempo se convirtió en leyenda acerca de una maestra de piano que amaba la música.


La leyenda dice que “La maestra de música” daba clases en la antigua Escuela de Niñas número 12 y que hoy es nuestra querida Escuela Herminia Ortega de Croxatto, esta maestra era una profesora con mucha vocación, muy esmerada,  amaba mucho lo que hacia, ella enseñaba música  a las alumnas. Cada vez que podía se quedaba hasta muy tarde a tocar el piano, la escuela se llenaba de música y le daba vida a las aulas vacías, que en silencio oían su hermoso sonido, ella tocaba sin descansar, tal era su pasión por la música que muchas veces no comía, se alimentaba de la música. Pero una noche  de frío invierno, mientras tocaba el piano la tapa de este cayó sobre sus dedos y se los quebró, la maestra quedó desconsolada al saber que nunca más volvería  a tocar el piano, tan grande fue su sufrimiento que murió de dolor, desde entonces los alumnos de la escuela dicen que ocasionalmente escuchan  la música del viejo piano de nuestra escuela.

 

(Gisselle Fuentes 5° año básico)

 

LA LLORONA

 

Muchas son las historias que se cuentan relacionadas con "La Llorona": Dicen que por las calles llora buscando a su amado, o a su hijo perdido, otros dicen que enloqueció y es su alma que en las noches pide ayuda en las solitarias calles llaillainas.

 

Había  una  vez  una  familia  muy  unida  por  el  amor, vivían felices, pero  al  poco  tiempo  el  esposo y los hijos,  se  tuvieron  que  ir  a  la  guerra,  ella  quedó  sola,  su única  compañía era un  perro,  pasaron  años  y  años,  a  ella  se  le  estaba  destiñendo  su  pelo ,  su  piel  se arrugaba y emblanquecía,  ella  tenia  la  esperanza  que  su  familia  iba  a  volver.  Conversaba día a día con su perro ese indefenso  animalito que  la acompañaba en su dolor.


Caminaba por las calles preguntando si alguien había visto a su familia regresar de la guerra.


A  los  pocos  años   llegó  un  militar  y  le  informe que su esposo e hijos habían desaparecido, no tenían claridad si había caído en un río o los enemigos los mataron a golpes.


Ella  con  lagrimas  en  los  ojos  cerro  la  puerta  y  no  quiso creer  lo  que  había  pasando,  tomó  a su  perro  y  salió  una vez más en  busca   de  su  familia. Siguieron  pasando  los  años  ella  lloraba  y  lloraba  por  los  caminos.  Al pasar el tiempo  murió  su  perro  y  ella de pena espero la muerte junto a su fiel amigo.


Hoy  en  la  ciudad  su  espíritu  sale  en  las  noches  llorando,  y  aun  así  sigue  buscando  a  su  familia  ya  muerta  y  perdida  quizás  donde.

 

(Karen Aballay 7ª Año básico)

 

 

LA MINA DEL SAUCE

Santa Rosa, Las Peñas, Las Palmas, Los loros cada sector una historia diferente, en todas presente, este hombre vestido de negro que rondaba las noches, entre los habitantes de nuestra localidad

 

Cuenta  la  leyenda  que  hace  muchos  años  atrás,  un  joven   minero  salió  a  recorrer  toda  la  zona central, caminó  por la  costa  y  la  cordillera. Durante  muchos años  buscó oro,  plata  o  cobre.  Cansado  y  viejo  regresó  a su  pueblo  de  origen  Llay-Llay,  entonces se  detuvo  por  un  momento  bajo la  sombra  de un  sauce  ubicado  en  Parrales.


El minero  se  quejaba  y lamentaba que  su  vida hubiera  sido  un  fracaso,  entonces  una  figura que apenas podía  ver,  salió detrás de  un espino  y  lo  invitó  hacer  un pacto.  El  minero como  ya  no  tenía  nada  que  perder,  aceptó  entregar  su  alma.


Cortó  una  espina  del  árbol  y  pinchándose  su  mano  escribió  con  sangre  en  el  tronco  del  espino  “Yo   entrego  mi  alma  a  cambio  de  oro  o de  plata  que pueda  disfrutar  por  cincuenta  años.”


 La  figura  sin rostro  le indicó  que  al  frente del  sauce, en  el  cerro,  vería  brillar  un  portal  y  allí  debía  comenzar  a picar.


 El  minero así lo  hizo y  encontró  lo que  tanto buscaba.  El  tiempo  pasó,  él  era un  hombre  muy  rico  y  como  ya   faltaban  cinco  años para  que  se  cumpliera  el  pacto, fue al  espino y  buscó  en  el  tronco  la   inscripción  de  pronto  en  la  resina  y  sabia  del  árbol  se  veía  su nombre  escrito   con  sangre.  Entonces  pensó  en  cortar  el  espino para salvarse; buscó  un   hacha  y  empezó  su  tarea,  las  ramas del sauce que le habían  dado  sombra  años atrás,  le indicaban  que  no  lo  hiciera,  pero el  minero hizo  caso  omiso de  ello  y  siguió  cortando, de  pronto  una  espina  del  tamaño  de  una  mano  se  cortó  y le  atravesó  el  corazón.


 Cuenta  la  gente  que desde ese momento es  más  difícil encontrar  el  preciado  mineral  y  dicen  que  por  las noches una  sombra con una espina  atravesada  en  su  pecho  traslada el  mineral  a  otro  lugar.

 

(Karla  Saunero Jamett  5ª año)

 

 

EL CHORRO DE LA SEÑORITA

Característico es al finalizar el año escolar realizar un paseo de curso ¿Conoces el chorro de la señorita?

Se dice que lleva este nombre porque... 


Una señorita se estaba bañando en un río cerca de su casa,  era un día muy caluroso ideal para bañarse,  se estaba bañando tranquilamente  cuando vio algo que antes no había visto en ese lugar, era un chorro de agua que caía por las rocas, era muy lindo ella no pudo contener las ganas de subirse a las rocas que estaban un poco resbalosas.


Se divertía muchísimo  ahí ,porque era su lugar preferido,  se dio cuenta que era tarde, poco quedaba de sol y debía regresar a su hogar para no preocupar a su madre, pero antes quiso tirarse por la roca por ultima vez,  se sentó en la roca y antes de tirarse perdió el equilibrio, cayó bruscamente a una roca que había abajo  y murió. 


Ya era tarde y la madre muy preocupada fue en busca de ella al río y alcanzó a ver a la niña cuando la corriente la arrastraba y comenzó a llorar y a gritar que le devolvieran a su hija. 


Desde entonces sé cuenta que todas las noches la niña se aparece en ese lugar y se baña, y si alguna persona se acerca por ese sector, se lo lleva al río y nunca mas se ve.

 

(Macarena Carrasco,  7º año).

 

 

EL ERMITAÑO

 

 

Cuenta la Leyenda que  corría el año 1969, cuando comenzó a ser visto por este lugar, hasta quedarse a vivir aquí, casi 28 años de su vida, se construía sus propios refugios de invierno o de verano, donde dormía. El sustento diario lo obtenía de los choferes de camiones y buses que siempre lo socorrían, ya que era parte del paisaje, fiel centinela que oleada el camino y que seguramente reconocía  a quienes transitaban  regularmente por el lugar.


Muchas son las historias qué de él se relatan, sobre su identidad, algunos cuentan que era un médico que viajaba a su hogar, en el lugar donde hasta su último día vivió se detuvo en su automóvil, grande fue su descuido al no dejarlo enganchado, su familia que dormía dentro de el no se percato de lo que sucedía  y el vehículo comenzó a retroceder, provocando un fatal desenlace.


Debido a este accidente y su sentimiento de culpabilidad, Juanito comenzó a deambular en el sector, sin llegar a perder su cordura.
Otros cuentan que fue un maestro que enloqueció por sus sueños que nunca logró cumplir.


Cuál será su verdadera historia, nadie lo sabe solo la huella de su caminar tranquilo hosco y taciturno hombre de pocas palabras para no interrumpir sus sueños o recuerdos que nunca quiso compartir y partieron con él.
Hoy ya no está entre quienes le veían o le buscaban con la mirada al pasar, solo su recuerdo, pero, ¿Cuánto durará?, Juanito El Ermitaño solo una Leyenda será.

 

(Alumnos 6º año básico con información de Señor Rolando Olmos)

 

Si deseas contar tu anècdota enviala al correo jobracas@gmail.com

Este Sitio ha sido creado para dar a conocer la Capital Mundial del Viento: Llay-Llay y está permitida su reproducción parcial o total a todos los coterraneos, amigos, y a todo el mundo sin exclusión.